El sistema de clasificación por niveles de ciudades chinas es utilizado popularmente por negocios para definir su estrategia de entrada al mercado. Conocer el sistema de clasificación es una herramienta útil para inversionistas.

Un error común hecho por muchos inversionistas extranjeros cuando entran por primera vez a China es tomar al país como un mercado único y monolítico. En realidad, el mercado chino es grande en tamaño y diversidad.

Por dar un ejemplo, el país alberga algunas de las ciudades más ricas en el mundo, como Shanbghái, que tiene una población de 24 millones de habitantes, o lo mismo que Australia, y un PIB que equivale al de Filipinas con 469 mil millones de dólares. China también tiene ciudades más pequeñas y menos conocidas como Gannan en la provincia central de Gansu, con una población de apenas 710 mil habitantes y un PIB de 2 mil millones de dólares. En el 2016, el PIB per cápita de Shanghái era de poco más de 17 mil dólares, mientras que en Gannan era de apenas 2,876 dólares.

Por lo mismo, el sistema de clasificación de ciudades chinas ofrece a los inversionistas extranjeros una herramienta práctica para navegar las 613 ciudades (oficiales) que conforman China. Los negocios utilizan esta categorización para llevar el registro del desarrollo de las ciudades, tendencias en el mercado, políticas e incentivos fiscales, etcétera.

Sin embargo, a pesar de la popularidad del sistema de niveles, se conoce muy poco sobre los criterios que determinan el nivel de una ciudad china. En este artículo resumimos los parámetros que se utilizan, así como su utilidad y limitaciones.

¿Qué es el sistema de niveles de ciudades chinas?

Dentro del sistema de clasificación de ciudades chinas por nivel, Shanghái está dentro de las primeras
Dentro del sistema de clasificación de ciudades chinas por nivel, Shanghái está dentro de las primeras. Imagen: Kuloser en Pixabay

Es el sistema más común de ranking de ciudades chinas para categorizarlas en cuatro niveles.

Tradicionalmente, las ciudades chinas de primer nivel son las más grandes y acaudaladas, y frecuentemente son consideradas las megalópolis de China. Conforme bajamos de nivel, las ciudades disminuyen en tamaño, riqueza, y se alejan de las grandes urbes.

Sin embargo, la disparidad del crecimiento regional en China ha creado una mayor necesidad de distinciones entre ciudades, llevando a la emergencia de más niveles bajos.

Dependiendo de una institución a otra, existen seis, ocho, catorce o hasta dieciocho categorías. También existen rankings intermedios (como “nivel 1.5” o “nivel 2.5”) que también se han vuelto comunes.

Las ciudades que se encuentran en el nivel 1.5 frecuentemente son llamadas “ciudades de primer nivel emergentes”, y representan a aquellas ciudades que no están aún a la par de las ciudades chinas de primer nivel tradicionales, como Shanghái, Beijing, Guangzhou o Shenzhen, pero sobresalen entre las ciudades de segundo nivel comunes.

Criterios para la clasificación

En contraste con los clusters de ciudades chinas que agrupan a las ciudades por geografía, economía y vínculos comerciales, la opinión experta continúa sin ponerse de acuerdo en qué parámetros se utilizan para definir cada nivel.

De acuerdo a la exclusiva de South China Morning Post sobre los niveles de las ciudades, la mayoría de factores utilizados para la clasificación caen en tres categorías macroeconómicas: PIB, población y política. Las ciudades son asignadas un nivel basado en el promedio de estos tres factores.

El criterio de SCMP es el siguiente: 5 ciudades de primer nivel, 30 ciudades de segundo nivel, 138 ciudades de tercer nivel y 480 ciudades de cuarto nivel.

Clasificación de ciudades chinas por nivel de SCMP.

Recientemente, la fuente de noticias china Yicai Global publicó su propia fórmula en el reporte “Ranking de Ciudades Chinas en Atraer Negocios 2017”, que clasificaba a las ciudades chinas en seis niveles utilizando los siguientes criterios:

  • Concentración de recursos comerciales
  • La ciudad como eje
  • Vitalidad de la ciudad
  • Diversidad en estilos de vida
  • Flexibilidad en el futuro

La clasificación de Yicai fue la siguiente: 4 ciudades de primer nivel, 15 ciudades de primer nivel emergentes, 30 ciudades de segundo nivel, 70 ciudades de tercer nivel, 90 ciudades de cuarto nivel, y 129 ciudades de quinto nivel.

Sin embargo, los indicadores como “diversidad en estilos de vida” y “flexibilidad en el futuro” han sido criticados por ser ambiguos y difíciles de medir.

Potencial del mercado en ciudades chinas de menor nivel

Las ciudades chinas de tercer o cuarto nivel tienen un gran potencial.
Las ciudades chinas de tercer o cuarto nivel tienen un gran potencial. Imagen: chaliceks en Pixabay

El sistema de ciudades chinas por nivel es una forma sencilla de que los inversionistas extranjeros tengan una visión general de la miríada de mercados que conforman China. Puede ser utilizado por inversionistas para tomar decisiones de entrada al mercado o para desarrollar planes de expansión.

“Las compañías pueden utilizar el sistema de niveles para comprender de manera general qué ciudades son las más apropiadas para sus planes de negocio, así como los costos operativos como salarios y renta, que tienden a estar relacionados con la clasificiación de ciudades,” dijo Thibaut Minot, gerente asistente en Dezan Shira & Associates.

“Por ejemplo, una compañía de manufactura puede escoger establecerse en una ciudad de menor nivel para aprovechar los costos operativos, renta y mano de obra baratos, o puede escoger una ciudad de alto nivel por la calidad de la mano de obra y la infraestructura que ofrece.”

El sistema puede también ayudar a que las marcas extranjeras entiendan las dinámicas del consumidor en una ciudad en particular antes de aventurarse a establecerse.

Los inversionistas extranjeros pueden utilizar estas categorías para abrir oportunidades en ciudades de bajo nivel y ciudades emergentes que normalmente son ignoradas, pero que constituirán un gran número de la clase afluente en los próximos años. Un reporte publicado por Morgan Stanley establece que el poder adquisitivo de los consumidores que residen en las ciudades chinas de bajo nivel crecerá hasta llegar a 6.9 billones de dólares en el 2030.

Una referencia, pero no una herramienta exhaustiva

La clasificación de ciudades chinas por nivel continúa siendo un buen punto de referencia para negocios que buscan tener una visión general del mercado chino. Sin embargo, de ningún modo es una herramienta definitiva y no debe ser utilizada por sí sola. El elemento más crucial que hay que tomar en cuenta es las diferencias en la cultura local y las preferencias, algo que el sistema de clasificación no puede medir.

Un problema adicional es que al escoger el mercado más ideal, la clasificación ignora factores socioeconómicos, geográficos y culturales. Pueden ser indicadores como el comportamiento del consumidor, ingreso per cápita disponible, exposición a tendencias internacionales, y preferencias culturales. Una ciudad puede ser de primer nivel en términos de PIB e infraestructura, pero puede tener la mentalidad de un consumidor de una ciudad de tercer o cuarto nivel, un factor que puede llevar al fracaso a un negocio.

Fuente

Rodrigo es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM, cuenta con Maestría en Negocios Internacionales por la Universidad de Suzhou. Se especializa en temas de Asia Oriental. Traductor e intérprete consecutivo de japonés, chino, inglés y español, cuenta con experiencia en la industria automotriz e inversión. Actualmente es fundador de Qualli, una empresa de traducción y consultoría comercial.