¿Pueden los chinos recordar todos los caracteres?
Photo by Eepeng Cheong on Unsplash

Escribir chino es difícil, incluso para las personas que crecieron aprendiendo a leerlo y escribirlo.

Casi todos tienen una historia vergonzosa de cómo comenzaron a escribir una oración en papel solo para detenerse en el medio porque olvidaron cómo escribir un determinado caracter.

El problema no es exclusivo de los chinos. Cualquier hablante de inglés puede recordar momentos en que olvidó cómo deletrear una palabra específica.

Pero con más de 8,000 caracteres para memorizar, la mayoría de los cuales no se usan en la vida cotidiana, los chinos sufren cada vez más de “amnesia de caracteres”.

Este es especialmente el caso ahora que los teléfonos inteligentes han reemplazado el lápiz y el papel en la mayoría de las comunicaciones escritas. Muchas personas escriben escribiendo Pinyin, la romanización oficial de las palabras chinas, o hablando en sus teléfonos.

Por ejemplo, en lugar de escribir los trazos para hola— 你好 —la gente escribe la pronunciación— “ni hao” – y elige los caracteres de una lista.

En una encuesta realizada a más de 2,000 personas, más del 80% de los entrevistados dijeron que los caracteres a veces se les olvidaban mientras escribían.

Esto no quiere decir que las personas se estén volviendo analfabetas: muchas aún pueden identificar a la mayoría de los 3.500 caracteres más comunes utilizados en la vida diaria. Es solo que escribir es otra cuestión.

Amnesia de caracteres



La amnesia de caracteres se ha vuelto tan frecuente que incluso se ha convertido en entretenimiento.

Un programa de televisión desafía a los miembros de la audiencia a escribir caracteres complicados, similares a los concursos de ortografía en los Estados Unidos.



En un episodio, el 70% de los miembros de la audiencia no pudieron escribir los caracteres de “sapo” (癞蛤蟆).

Otras palabras comunes que hacen tropezar a las personas incluyen “planchar” (熨帖), “viscoso” (黏稠) y “estornudar” (喷嚏).

Y no es porque no se esfuercen lo suficiente. Los niños en China comienzan a aprender a escribir a una edad temprana repitiendo los trazos en los libros de ejercicios.

Pero los estudiantes pueden ser uno de los pocos datos demográficos que todavía tienen que escribir todos los días.

Algunos incluso intentan burlar al sistema. A principios de este año, una estudiante apareció en los titulares cuando fue descubierta por usar un robot de escritura a mano para hacer sus tareas.

(Aquí hay un video de una máquina similar en acción).

Según los informes, su madre destrozó la máquina, que le había costado a la estudiante 120 dólares. La historia provocó un debate nacional sobre el valor de la escritura, así como el aprendizaje de memoria.

Si bien la escritura ya no es tan frecuente en la vida cotidiana, esto significa que el valor de una carta escrita a mano ha aumentado.

Al igual que en occidente, una nota escrita a mano es una forma de mostrar sinceridad en la sociedad china moderna, y obtienes puntos adicionales si tu escritura es elegante.

Debido a que los chinos creen que la letra de una persona refleja la personalidad de uno, la mala caligrafía sigue siendo una fuente de vergüenza para algunos.

“Hace mucho tiempo que no escribo con un bolígrafo”, se lee en una reseña de producto de un libro de ejercicios de escritura a mano en Taobao, el Amazon de China. “Cuando tuve que hacerlo un día, me di cuenta de que mi letra era horrible. Es muy vergonzoso.”

El libro de ejercicios, que está dirigido a adultos, por cierto, no a niños, ha vendido más de 70,000 copias.

Fuente

Rodrigo es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM, cuenta con Maestría en Negocios Internacionales por la Universidad de Suzhou. Se especializa en temas de Asia Oriental. Traductor e intérprete consecutivo de japonés, chino, inglés y español, cuenta con experiencia en la industria automotriz e inversión. Actualmente es fundador de Qualli, una empresa de traducción y consultoría comercial.