Aunque algunos en China elogian a Li Ziqi por alcanzar fama internacional, otros temen que la influencer con sede en Sichuan refuerce los estereotipos negativos de la China rural.

Aunque algunos en China elogian a Li Ziqi por alcanzar fama internacional, otros temen que la influencer con sede en Sichuan refuerce los estereotipos negativos de la China rural.

Una vlogger prolífica de una aldea en el suroeste de China se ha convertido en un tema candente en línea, donde los internautas chinos están debatiendo su idoneidad como embajadora cultural del país.

Video de Li Ziqi

Li Ziqi, una nativa de Sichuan de 29 años con más de 55 millones de seguidores en las redes sociales, comenzó a hacer videos en la plataforma china Meipai para compartir videos en 2016 después de renunciar a su vida como trabajadora migrante en la ciudad para regresar a su pueblo y vive con su abuela. Los videos de Li son un escape del relativo caos de la vida urbana: con una banda sonora de reconfortante música tradicional china, Li realiza con gracia el trabajo diario de un granjero, desde cosechar vegetales y cuidar gallinas hasta construir un horno de barro y hacer su propia salsa de soya.

Entre los internautas chinos, Li Ziqi no es la celebridad del internet más popular. En cambio, es su atractivo internacional lo que la ha puesto en el centro de atención. Li cuenta con 27 millones de suscriptores en la aplicación de videos cortos Douyin y 21 millones de seguidores en la plataforma de microblogging Weibo. También tiene 7,6 millones de suscriptores en YouTube, donde casi todos sus videos acumulan más de 1 millón de visitas en la primera semana después de su publicación.

El 5 de diciembre, un artículo ampliamente difundido sobre la aplicación social WeChat argumentó que los videos de Li y su influencia global en YouTube podrían considerarse como una “exportación cultural”. El artículo incluía comentarios que los espectadores globales habían dejado en los videos de Li. Dijeron que disfrutaban del estilo de vida agradable y tranquilo presentado en los videos y que apreciaban la belleza de la China rural, al tiempo que agradecían a Li por compartir la cultura tradicional china. Con más suscriptores de YouTube que los principales medios de comunicación extranjeros como CNN y BBC, Li es una de las exportaciones culturales más exitosas de China, escribió el autor.

Muchos internautas en casa aplaudieron el artículo por reconocer el valor de Li como embajadora cultural. “La influencia cultural extranjera del canal de YouTube de Li Ziqi está a la par con más de 1,000 CGTNs”, escribió un internauta en Zhihu, la plataforma de Preguntas y Respuestas similar a Quora de China, refiriéndose a la etiqueta internacional de la emisora estatal de China. Otros, como el conocido comentarista Wu Xiaobo, han comparado la influencia cultural de Li con la del Instituto Confucio, una organización respaldada por el gobierno para difundir la cultura china en el extranjero.

Entre los muchos partidarios de Li, sin embargo, hay algunos que ven su popularidad internacional como perjudicial para la imagen de China, presentando el lado bucólico del país, ahora en gran parte en el pasado, en lugar de su presente industrializado. “(Los televidentes extranjeros) pensarán que todos vivimos así”, se leía un comentario representativo en Weibo. Los críticos argumentan además que los videos de Li no son auténticos ya que ahora tiene un equipo trabajando detrás de escena para producirlos.

El debate se volvió más acalorado recientemente, con un hashtag de Weibo que se traduce como “¿Es Li Ziqi una exportación cultural?” visto 880 millones a la fecha. La discusión incluso ha llevado a los medios de comunicación estatales como Xinhua y China Central Television (CCTV) a expresar su apoyo a Li.

“Li Ziqi está allí tranquilamente haciendo labores agrícolas y, a veces, conversando con su abuela en el dialecto de Sichuan, sin embargo, esto ha atraído a personas de todo el mundo a aprender sobre la cultura tradicional china… y les gusta el pueblo chino y este país”, decía un comentario de la CCTV. El autor pasó a caracterizar la contribución aparentemente involuntaria de Li a la difusión de la cultura china como “un milagro”.

Según Yu Gui, un investigador de la cultura pop china con sede en Beijing, las discusiones sobre Li giran principalmente en torno a dos preguntas: en primer lugar, ¿por qué Li es tan popular entre el público internacional? Y segundo, ¿sus videos realmente logran promover la cultura china?

La respuesta a la primera pregunta puede estar en el enfoque comunitario de Li en sus videos. Durante años, dice Yu, los ejemplos más conocidos del poder blando de China, incluidos los cientos de Institutos Confucio en todo el mundo, han estado vinculados al gobierno chino, generalmente en una capacidad general o de arriba hacia abajo. “Ahora, sin embargo, la energía que Li Ziqi revela tan explosivamente ha conmocionado a todos”, dijo. “Su influencia es silenciosa e imperceptible: guía a los extranjeros hacia la curiosidad y el amor de una manera orgánica”.

Muchas personas atribuyen el éxito de Li a su espontaneidad y habilidad para contar historias pequeñas pero conmovedoras que difieren de las grandes narrativas en las que Beijing normalmente se basa para promover la cultura china.

“La razón principal por la que creo que es muy popular es porque el mundo en el que vive, el mundo que muestra, es completamente diferente al mundo de su público”, dijo Raz Galor, un creador de contenido israelí que publica videos sobre el surgimiento de China. Durante años, el streamer con sede en Beijing y su equipo de producción han analizado y experimentado para determinar qué videos pueden revelar más sobre China y al mismo tiempo generar tráfico e interacciones. “Muchos (videos sobre China) solo hablan sobre los trenes bala rápidos épicos, 5G, tecnología china, ciudades desarrolladas en China”, dijo Galor en un video popular sobre Li, y agregó que dicho contenido tiende a ser menos popular porque es inherentemente el enfoque impersonal “carece de un poco de tacto”.

Li incluso puede estar causando que los peces gordos de Beijing reconsideren el poder blando chino. “Necesitamos innovar en términos de la forma en que heredamos nuestra cultura tradicional”, se dijo en un comentario que Xinhua publicó el viernes. “Li está haciendo eso”.

“China ha intentado durante muchos años promover nuestra cultura a nivel mundial, pero ha progresado poco, y eso se debe a la falta de espontaneidad y enfoque en la vida cotidiana de los chinos”, dijo Zhang Xiaoming, director del Centro Nacional de Estudios Culturales de China bajo la administración de la Academia de Ciencias Sociales, en una entrevista reciente con The Beijing News. “China necesita más Li Ziqi”, agregó.

Sobre la cuestión de si los videos de Li deben considerarse una exportación cultural, Yu, el investigador, está a favor. No está de acuerdo con la opinión de que el vlogger está reforzando los estereotipos atrasados y las impresiones anticuadas de la China rural, argumentando que tal crítica refleja una falta de confianza y tolerancia cultural entre el público chino.

“Muchos critican a Li por no promover el lado de China que es urbano y altamente avanzado, el lado que preferirían”, dijo Yu. “Pero realmente no debería haber formas ‘superiores’ o ‘inferiores’ de producción cultural”.

Fuente

Rodrigo es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM, cuenta con Maestría en Negocios Internacionales por la Universidad de Suzhou. Se especializa en temas de Asia Oriental. Traductor e intérprete consecutivo de japonés, chino, inglés y español, cuenta con experiencia en la industria automotriz e inversión. Es fundador de Qualli, una empresa de traducción y consultoría comercial.