abril 22, 2024

Pandemia da a las tiendas de conveniencia automatizadas un nuevo respiro de vida

tiendas de conveniencia automatizadas
Tienda de conveniencia automatizada
Advertisements

Las tiendas de conveniencia automatizadas desaparecieron en gran medida en China después de que pasaran de moda. Gracias al coronavirus, pueden tener una segunda oportunidad.

Con la pandemia de COVID-19 que presenta desafíos sin precedentes para prácticamente todas las industrias en China, las tiendas de conveniencia automatizadas, alguna vez una moda pasajera, tienen una segunda oportunidad. Pero aunque las tecnologías mejoradas pueden proporcionar experiencias de compra satisfactorias, es demasiado pronto para pensar en el comercio minorista sin personal como una tendencia en el futuro, según los expertos.

Advertisements

En un esfuerzo por contener la propagación del virus que causa COVID-19, las autoridades de salud en China han estado alentando a las personas a evitar toda interacción humana no esencial. Las compras en tiendas físicas se han convertido en un negocio arriesgado tanto para clientes como para empleados.

Suning.com, un minorista con sede en Nanjing que opera en línea y en tiendas convencionales, decidió a principios de febrero convertir sus 12 tiendas de conveniencia inteligentes en operaciones no tripuladas las 24 horas, los 7 días de la semana. Desde principios de 2019, estas tiendas repartidas por varias ciudades chinas, incluidas Shanghai, Shenzhen y Nanjing, fueron operadas por empleados humanos durante el día y automáticamente durante la noche.

Advertisements

Para ingresar a las tiendas inteligentes de Suning, los clientes escanean un código QR en la puerta. Luego, al finalizar la compra, cargan sus artículos en una estación de pago inteligente, que escanea una etiqueta especial en cada artículo individual y calcula el costo total. Los clientes pueden pagar con una aplicación de pago móvil como WeChat.

Xu Hongping, quien supervisa el desarrollo de las tiendas minoristas inteligentes de Suning, dijo que, además de monitorear la plataforma de servicio al cliente 24/7, los trabajadores humanos solo necesitan reabastecer los estantes de las tiendas cada mañana.

Advertisements

“No digitalizamos nuestras tiendas únicamente para hacerlas autónomas solo como modelo de ventas”, dijo Xu. “Durante el brote, su capacidad para funcionar de manera autónoma ha coincidido con la necesidad de minimizar la interacción humana. Y en días normales, estas tecnologías nos ayudan a aumentar la eficiencia. Por ejemplo, podemos reducir la cantidad de personas que trabajan en la tienda, y esto también facilita la verificación de inventario ”.

Las tiendas de conveniencia automatizadas despegaron por primera vez en China a fines de 2016, cuando una avalancha de empresas tecnológicas nacionales, en su mayoría nuevas empresas, se unió a la euforia por abrir tiendas de conveniencia sin personal. A finales de 2017, más de 138 empresas habían abierto unas 200 tiendas automatizadas en China, según los medios nacionales. Colectivamente, recaudaron un total de 4 mil millones de yuanes (573 millones de dólares) en inversión.

Advertisements

Pero el auge fue de corta duración, ya que las tiendas no lograron atraer suficientes clientes una vez que la novedad desapareció. Desde principios de 2018, muchas nuevas empresas cerraron sus negocios. Por ejemplo, GoGo Xiaochao, una empresa con sede en Chengdu, cerró todas sus tiendas en febrero de ese año, después de solo cuatro meses.

“En ese momento, ellos (los minoristas) se estaban centrando demasiado en la idea de una tienda sin personal y pasados por alto la necedidad del cliente de un buen servicio”, dijo Rosie Zhang, cofundadora de la firma de tecnología minorista con sede en Shanghai Cloudpick, cuyos clientes incluyen Suning.

Muchas de estas tiendas de conveniencia automatizadas de primera generación no llevaban productos perecederos como cajas bento, que se encuentran entre los artículos más populares en las tiendas de conveniencia chinas. “Si la experiencia del usuario es mala, los clientes no volverán”, dijo Zhang.

Cloudpick ha diseñado un sistema que crea una experiencia de compra “Grab & Go, pago sin contacto” utilizando inteligencia artificial, según el sitio web de la compañía.

Tecnología Cloudpick sin contacto
Tecnología Cloudpick sin contacto

En las tiendas equipadas con la tecnología Cloudpick, los clientes son rastreados por cámaras en el techo mientras compran artículos. El sistema computarizado agrega los artículos seleccionados en un carrito de compras virtual adjunto a clientes individuales. No es necesario esperar a la salida: en cambio, los clientes simplemente salen de la tienda, con el sistema cargando el monto correspondiente a su tarjeta bancaria o cuenta de pago móvil previamente vinculada. Además, el sistema puede procesar docenas de compradores simultáneamente.

El brote de COVID-19 puede ser una bendición inesperada para estas tiendas inteligentes. “Cuando aparece una nueva tecnología, es natural que las personas tengan dudas al respecto. La necesidad de evitar el contacto tanto como sea posible realmente ha llevado a las personas a probar estas tiendas. Si tienen una buena experiencia la primera vez, es probable que regresen después de que el brote desaparezca ”, dijo Zhang.

Hasta ahora, las 12 tiendas inteligentes de Suning aún no están equipadas con la tecnología de “pago sin contacto” de Cloudpick, pero el gigante minorista ha establecido dos tiendas experimentales “Grab & Go” en Nanjing. Según Xu, Suning planea abrir tiendas adicionales de pagos sin contacto este año.

“Sabemos exactamente qué artículos son populares y cuáles no. Sabemos qué y cuánto reponer. También sabemos qué lugares en los estantes atraen a más clientes”, dijo Xu, citando grandes datos recopilados por los sistemas de inteligencia artificial de las tiendas.

Pero los expertos son escépticos sobre si los robots pueden convertirse en el futuro del comercio minorista. Kathleen Richardson, especialista en ética robótica en la Universidad De Montfort en el Reino Unido, dijo que las máquinas tienen parámetros fijos sobre cómo funcionan las cosas y, por lo tanto, no son lo suficientemente flexibles como para satisfacer las diversas necesidades de las personas, como comprar productos para adultos u otros artículos restringidos por edad.

“Creo que será divertido al principio para la mayoría de las personas, una novedad, pero luego rápidamente se volverá aburrido”, dijo. “Si piensas en el mercado, durante miles de años fue donde las personas intercambiaron, regatearon y coexistieron. Sospecho que las personas pueden sentirse inseguras en ellas (tiendas automatizadas) porque convertirán las tiendas en cementerios, con solo uno o dos seres vivos alrededo”.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0