Ren Hang, 1987-2017

La obra provocativa y sexual del fotógrafo Ren Hang ha sido prohibida en ocasiones en su natal China, pero esto no le ha impedido que su fotografía sea exhibida en Italia, Francia, Suecia y Reino Unido.

“Mis fotos, especialmente las de cuerpos desnudos, están prohibidas en galerías chinas. Sólo ocasionalmente puedo exhibir las que no son explícitas, pero todavía tengo dificultades,” escribió alguna vez Ren Hang para la revista Vice. “Una de mis exhibiciones fue cancelada bajo sospecha de sexo, y en otra ocasió, un visitante escupió a una de mis fotos. Y eso es sólo un ejemplo de los problemas que he tenido. Ninguna editorial china publica mis libros, y he sido arrestado mientras tomo fotos en el exterior.

Fotografía de Ren Hang

Ren, quien vivía y trabajaba en Beijing, gozó de una rápida popularidad en el mundo de la fotografía. Las imágenes del libro de Taschen dedicado a Ren Hang revelan la sexualidad cruda de la cultura underground juvenil china, sin juicios morales ni políticos.

“La gente viene a este mundo desnuda, y considero que los cuerpos desnudos son una mirada auténtica y original de la gente. Así que siento que la verdadera existencia de las personas a través de sus cuerpos desnudos,” comentó Ren para Vice.

Criado en la provincia industrial de Jilin, Ren Hang fue un fotógrafo autodidacta que ha sido comparado a veces con Ryan McGinley y Terry Richardson por la polémica de sus imágenes de cuerpos juveniles desnudos en posiciones que van de lo cómico a lo violento. La vida en los dormitorios, donde seis o hasta ocho estudiantes del mismo sexo viven en una habitación, lo llevó a disociar el cuerpo desnudo y la sexualidad.

“La gente está limitada por actitudes tradicionales y conservadoras sobre el cuerpo. Creen que es degradación, o incluso desmoralización mostrar lo que creen que debería ser privado. En general, aborrecen la desnudez. Lo escondemos en nuestra cultura”

Ren Hang, en una entrevista para Purple Magazine en 2014
Fotografía de Ren Hang

La homosexualidad explícitamente representada en su fotografía, incluyendo penes y semen generó el disgusto del gobierno. “No quiero darle la impresión a la gente de que los chinos somos robots sin penes o vaginas,” dijo. Aunque evitó comentarios en los medios, sus círculos más cercanos afirmaron su homosexualidad.

Poco antes de cumplir 30 años, Ren Hang se quitó la vida. Varias de sus amistades comentaron que Ren sufría de depresión clínica. “Cada año tengo el mismo deseo: Morir temprano. Espero que este año se cumpla,” escribió alguna vez en su cuenta de Weibo.