Dos académicos han propuesto una idea controversial para promover el nacimiento de niños para combatir una población crecientemente anciana: Crear un “fondo de maternidad” para parejas sin hijos o con un sólo hijo.

La sugerencia generó el debate en internet debido a la historia de regulaciones del gobierno chino en materia de planificación familiar.

El país más poblado del mundo se enfrenta a un fenómeno de varias naciones avanzadas: La creciente población anciana. Con una mayoría de población de la tercera edad disminuye la fuerza laboral, desacelerando el crecimiento económico.

Beijing emitió una nueva ley en el 2016, acabando con la política del hijo único que duró casi cuatro décadas. Ahora las familias pueden tener dos hijos, pero la tasa de crecimiento no ha aumentado debido a los altos costos de mantener un hijo en las ciudades más desarrolladas de China.

Captura de pantalla del artículo deLiu Zhibiao y Zhang Ye donde proponen un impuesto a parejas sin hijos o con un hijo.
Liu Zhibiao y Zhang Ye proponen en un artículo un impuesto a parejas sin hijos o con un hijo.

Entonces dos académicos de una universidad de Nanjing propusieron en el periódico del estado Xinhua Daily la idea de que las parejas sin hijos, o con un sólo hijo y menores de 40 años deberían contribuir anualmente a un fondo que apoye a los segundos hijos de otras familias.

Cuando una familia tenga un segundo hijo o más, pueden aplicar a un apoyo del fondo como compensación por la pérdida de ingresos de la mujer, y mantener a la familia durante el periodo de maternidad

Liu Zhibiao y Zhang Ye, profesores de economía de la Universidad de Nanjing

Entre otras sugerencias, incluyendo una expansión en las opciones de cuidados del niño, los autores propusieron que aquellos que tengan menos de dos hijos podrían disponer de ese fondo tras su retiro.

El rol del gobierno en la planificación familiar

Desde los años setentas, el gobierno estableción la política del hijo único para reducir la tasa de crecimiento. Aunque la política logró efectivamente evitar la explosión poblacional, también dejó grandes estragos. En muchas zonas rurales, las familias abortaban en caso de que el bebé fuera mujer, prefiriendo un hijo varón por considerarlo mano de obra y continuidad de la familia; en otros casos, las mujeres embarazadas de un segundo hijo eran forzadas a abortar.

Como consecuencia, existen hoy en día varias aldeas que tienen una desproporcionada mayoría de hombres. En el sur de China se reportan cientos de casos de mujeres del sudeste asiático que son atraídas a China con engaños y que son forzadas a casarse.

La política del hijo único fue abolida en 2016, cuando se permitió que las familias tuvieran un segundo hijo. Pero en las ciudades más pobladas, en la costa Este de China, los costos de vida son elevados. Muchas familias siguen prefiriendo tener un sólo hijo, e incluso el número de parejas sin hijos ha ido en aumento.

Parejas sin hijos e internautas reaccionan en las redes

Un usuario comentó: “Si el gobierno quiere apoyar la tasa de crecimiento, ¿por qué no hace inseminaciones artificiales para que tengamos quintillizos, o que permita la poligamia?”

“Antes: Perro soltero. Después: Perro (pobre y) soltero”

Otros internautas sugirieron que les estaban “poniendo el cuerno” virtualmente, ya que pagarían un impuesto para cuidar al hijo de otras personas.

CCTV, el canal oficial del gobierno también condenó la idea, llamando a la propuesta “infundada, irracional e inconsistente.”: “Es contraria al sentido común y expone la falta de profesionalismo de los investigadores.”

Rodrigo es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM, cuenta con Maestría en Negocios Internacionales por la Universidad de Suzhou. Se especializa en temas de Asia Oriental. Traductor e intérprete consecutivo de japonés, chino, inglés y español, cuenta con experiencia en la industria automotriz e inversión. Actualmente es fundador de Qualli, una empresa de traducción y consultoría comercial.