“Estas personas prefieren que sus hijos sean asaltados sexualmente a que tengan educación sexual. Yo fui asaltada sexualmente por un familiar por tres o cuatro años. Supe en ese entonces que estaba mal, pero nadie me dijo cómo protegerme. No quiero que estos ángeles pasen por lo que yo pasé. Ni siquiera puedo ser demasiado íntima en una relación por este trauma. China tiene que enfatizar la educación sexual. ¿No es ridículo que aprendamos de sexo en películas para adultos?”

Este es uno de cientos de miles de comentarios generados en dos días en Weibo, un sitio de microblog chino, en el que la gente expresaba su descontento después de que un libro de educación sexual para escuelas primarias generara controversia y fuera retirado por la escuela primaria Hangzhou Xiaoshan Gaoqiao después de ser cuestionado por un padre de familia.

El libro ha sido utilizado en clases de educación sexual durante nueve años por escuelas experimentales y para niños de trabajadores migrantes en Beijing. La serie llamó la atención de los medios cuando una madre compartió imágenes donde se ilustraban órganos reproductivos y acoso sexual. La mujer cuestionó si es apropiado para niños de segundo grado.

Un libro de educación sexual muy progresivo

Imagen del libro de educación sexual

En el nuevo plan de estudios , los estudiantes de segundo grado aprenden sobre equidad de género.  Se les enseña que pueden alcanzar cualquier meta que se pongan sin importar su sexo. Las mujeres pueden ser oficiales de policía y astronautas. Los hombres pueden ser enfermeros o maestros de jardín de niños. También hay una sección que habla sobre tocamientos inapropiados, en la que se les enseña que puede ocurrir no solamente con extraños, sino con familiares y conocidos. Incluso señala que puede provenir de hombres o mujeres.

En el libro también se les enseña que gente con diferentes orientaciones sexuales puede llevar una vida íntima y tener una relación romántica íntegra. Los estudiantes son concientizados de que en algunos países el matrimonio de parejas del mismo sexo es legal.

Inmediatamente se difundieron las imágenes en internet, y personajes como el comediante Li Tiegen ridiculizaron el libro, sacando las imágenes de contexto. Muchos cuestionaron la legitimidad del libro.

Los contenidos fueron desarrollados por la UNESCO

Imagen del libro de educación sexual

Publicado por la Escuela Normal de Beijing para niños de primaria de primer a sexto grado, la serie de libros de texto está basado en un estudio exhaustivo y un experimento educativo apoyado por la fundación Ford. Los libros fueron editados por el doctor Liu Wenli. Después, la serie fue compilada siguiendo los lineamientos técnicos internacionales de la UNESCO sobre educación sexual. Estos cubren un amplio espectro de temas como crecimiento y desarrollo, como orientación sexual, roles de género y equidad social.

Como señala el equipo editorial del libro de texto, uno de sus objetivos es prevenir el abuso infantil. De acuerdo a información de la Organización para la Protección de Niñas en China, de 2013 a 2015 hubo 1,790 casos de abuso sexual infantil a lo largo del país. Estos solo fueron casos reportados por los medios. En el 2016 tuvo incrementó 27% según un reporte de la Fundación de Cultura y Arte para Niños en China. Entre las víctimas, 125 estaban por debajo de los 7 años de edad. Una de las víctimas incluso tenía menos de un año. El profesor Wang Dawei de la Universidad Popular Pública de Seguridad estima que el número real de víctimas tal vez sea siete veces mayor a lo reportado.

Imagen del libro de educación sexual

Después del escándalo, muchas voces expresaron la necesidad de estos libros en la educación pública. Muchos usuarios compartieron sus experiencias de abusos sexuales en la escuela, espacios públicos o en el hogar. De momento, la editorial ha agotado el número de libros disponible debido a la demanda.