soldado china en una misión de mantenimiento de paz

En las últimas semanas, los medios estatales chinos han anunciado con bombo y platillo sus logros en mantenimiento de paz en varias misiones internacionales, desde Mali hasta Sudán del Sur y Darfur. Aunque estos logros fueron realizados con Operaciones de Mantenimiento de Paz de las Naciones Unidas (UNPKO por sus siglas en inglés), los medios estatales chinos han enfatizado los esfuerzos independientes de Beijing en estas misiones, atribuyendo el éxito a la “calidad de China” y a “China como un estándar”.

Los esfuerzos crecientes de China coinciden con cortes recientes de Estados Unidos y ponen en duda el liderazgo de Washington en este tema clave. Mediante publicidad que exhibe una mayor presencia, China está sobrepasando a Estados Unidos como líder en mantenimiento de paz de la ONU y creando una imagen de sí mismo dentro de la comunidad internacinoal de un “maestro para la paz, la civilidad y el poder”.

El ascenso rápido de China en mantenimiento de paz

En los últimos cinco años, China ha aumentado sus contribuciones financieras y de personal a iniciativas de mantenimiento de paz de la ONU para cambiar su imagen  y su posición en el balance de poder internacional. De proveer apenas el 3% del total de las contribuciones financieras en 2013, China actualmente contribuye en un 10.25% del presupuesto para mantenimiento de paz de la ONU.

El creciente compromiso de Beijing casi puede verse explícitamente en el juramento del presidente Xi Jinping en la cumbre de líderes para el mantenimiento de paz del 2015 en Nueva York. En dicha cumbre, el premier chino prometió contribuir con mil millones de dólares para mantenimiento de paz en los siguientes cinco años. En línea con su apoyo financiero, China también ha entrenado a 8 mil tropas del Ejército de Liberación Popular para servir como milicia permanente para operaciones de mantenimiento de paz de la ONU.

Debido a estas maniobras, el Secretario General para las Naciones Unidas António Guterres afirmó que China se está convirtiendo en un “intermediario honesto” y un “constructor de puentes” en conflictos internacionales.

El ascenso de China en el compromiso de mantenimiento de paz de la ONU se puede contrastar con los recientes cortes de Estados Unidos tanto en contribuciones financieras como de personal. El 21 de marzo el congreso de EUA decidió reducir su gasto en apoyo extranjero en 3.4 mil millones de dólares (casi 6%) para el año fiscal 2018. De igual manera, el embajador estadounidense para las Naciones Unidas Nikki Haley comentó el 28 de marzo que Estados Unidos “apenas comenzaba” después de anunciar que Washington no asumirá más del 25% del presupuesto del total para mantenimiento de paz en la ONU.

Al mismo tiempo que Estados Unidos se retira de la luz pública, China se esfuerza por obtener reconocimiento internacional en su papel en misiones de alto riesgo para mantenimiento de paz. En febrero, el quinto cadete de las fuerzas para el mantenimiento de paz chinas fue galardonado con la medalla de honor para la paz, un premio importante que se otorga por la ONU a contribuyentes para la paz.

El 15 de marzo, el periódico estatal People’s Daily reportó que un escuadrón de helicópteros chinos transportó con éxito 40 toneladas de carga y a 800 senegaleses que luchan por el mantenimiento de paz en una operación híbrida de la Unión Africana y las Naciones Unidas (UNAMID). El 22 de marzo, el periódico Xinhua cubrió la celebración que se llevó a cabo en Sudán del Sur por la conclusión de la ruta Kuacjok-Wau-Tonj de ingeniería china. Dicha ruta mejorará el abastecimiento y transporte de apoyo al país.

Mientras que la presencia y la inversión de Beijing en materia de mantenimiento de paz de la ONU ha aumentado drásticamente, la influencia china en la jerarquía de la UNPKO no ha mostrado el mismo crecimiento. Aunque China ha provisto de más tropas para el mantenimiento de paz que todos los demás miembros del P5 combinados desde el 2012, ningún nacional chino ha ocupado un puesto mayor en ninguna de las 16 misiones actuales de la UNPKO. Beijing expresó su interés en tener un nacional chino en el liderazgo de uno de los puestos de la UNPKO, y dado el continuo éxito de China este argumento a su favor se vuelve cada vez más fuerte.

Mantenimiento de paz para mostrar poderío militar

ejército chino en operaciones de mantenimiento de paz

La emergencia de China como potencia líder en mantenimiento de paz sirve no sólo para proyectar relaciones favorables en África y otras regiones, sino también para fortalecer al ejército chino. Este año en la sesión anual del Congreso Nacional Popular, Xi llamó al Ejército de Liberación Popular a desarrollar un “sistema de combate moderno con características chinas” para adaptarse a las crecientes amenazas a su seguridad y soberanía nacionales. Mientras que China se opone al principio del uso de la fuerza y e intervenciones militares, implementar tropas para el mantenimiento de paz le permite una gran oportunidad para mejorar sus “operaciones militares fuera de guerra” y modernizar sus fuerzas de seguridad.

Al mejorar sus operaciones militares fuera de guerra y desempeñar un mayor papel en el mantenimiento de paz, China obtiene beneficios en tres áreas. Primero, China es capaz de flexionar su músculo militar sin amenazar directamente a otras potencias mundiales. China lo hace utilizando su propio equipo, como helicópteros y tanques, y proveyendo de equipo a otras fuerzas estatales. En segundo lugar, China es capaz de fortalecer y modernizar su capacidad militar mediante la colaboración y transferencia de conocimiento con otros actores estatales en misiones de mantenimiento de paz de la ONU. En tercer lugar, China es capaz de proyectar la imagen de un país preocupado por el mantenimiento de paz, mostrándose como un país interesado en la paz y la reconstrucción de estados frágiles.

Estos beneficios le ayudan a promover la imagen de una China cada vez más involucrada e interesada en el beneficio de países y gente necesitada, especialmente en una época en la que la comunidad ve a Estados Unidos bajarse del escenario.

Fuente