En semanas pasadas, mucho se ha hablado sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Durante un comunicado de prensa, la Casa Blanca expresamente mencionó que las tarifas fueron impuestas para contrarrestar el plan Made in China 2025. ¿En qué consiste, y por qué Estados Unidos está preocupado?

Made in China 2025

¿Qué es Made in China 2025?

Made in China 2025 es una iniciativa para actualizar integralmente la industria china. La iniciativa toma inspiración directa de la Industria 4.0 de Alemania, propuesta en el 2011 y finalmente adoptada en el 2013. El centro de la Industria 4.0 es la manufactura inteligente, utilizando herramientas de las tecnologías de información para producir. En el contexto alemán, esto significa principalmente utilizar el Internet de las Cosas para conectar de manera más eficiente compañías de pequeña y mediana escala a un mercado de producción global y a redes de innovación para que puedan tanto participar en la producción masiva como crear productos personalizados de manera eficiente.

La visión de China es más amplia, ya que la eficiencia y calidad de los productos chinos es altamente desigual, y existen varios retos que deben ser superados en un tiempo corto si es que China quiere evitar ser aplastado por productores emergentes de bajo costo y competir de manera más efectiva con industrias de economías avanzadas. La traducción al inglés de “中国制造2025” (Made in China 2025) captura la esencia  de la localización como objetivo, pero pierde el enfoque de la manufactura en sí. El plan fue elaborado por el Ministerio de Industria y Tecnologías de Información (MIIT por sus siglas en inglés) a lo largo de dos años y medio, con la participación de más de 150 expertos de la Academia de Ingeniería de China.

¿Cuáles son sus puntos principales?

“Made in China 2025” tiene principios, objetivos, herramientas y un enfoque muy claros.

  • Sus principios son crear una manufactura guiada por la innovación, enfatizar la calidad sobre la cantidad, lograr desarrollo sustentable, optimizar la estructura de la industria china, y desarrollar talento humano.
  • Su objetivo es mejorar de manera integral la industria china, haciéndola más eficiente e integrada, de manera que ocupe las partes altas de las cadenas de producción globales. El plan identifica el objetivo de desarrollar componentes tecnológicos críticos domésticamente en un 40% para 2020 y un 70% para el 2025.
  • Aunque existe un papel significativo del estado en la mejora del marco general por medio de herramientas financieras y fiscales, y apoyando la creación de centros de innovación manufacturera (15 para el 2020 y 40 para el 2025), el plan también llama a ampliar las instituciones mercantiles, fortalecer la protección de los derechos de propiedad intelectual para pequeñas y medianas empresas y un uso más efectivo de la propiedad intelectual en la estrategia de negocios. Esto tiene el objetivo de permitir a las compañías declarar sus propios estándares tecnológicos y ayudarlos a participar en el establecimiento de estándares internacionales.
  • Aunque el objetivo es actualizar la industria en general, Made in China destaca 10 sectores prioritarios: 1) Nuevas tecnologías de información avanzadas; 2) Maquinaria automatizada y robótica; 3) Equipo aeroespacial y aeronáutico; 4) Equipo marítimo y tecnología en embarque; 5) Equipo de transporte ferroviario moderno; 6) Vehículos y equipo con nuevas energías; 7) Equipo de nuevas energías; 8) Equipo agrícola; 9) Nuevos materiales; y 10) Biofarma y productos médicos avanzados.

¿Qué implicaciones tiene Made In China 2025 para las compañías multinacionales?

Las multinacionales se encuentran frente a nuevos retos y oportunidades con este plan. En términos de retos, un objetivo claro es aumentar la competitividad de las compañías Chinas a lo largo de todo el espectro, localizar la producción de componentes y productos terminados, y que las compañías chinas se muevan a escalones más altos del valor agregado en la cadena de producción y redes de innovación para alcanzar un mayor reconocimiento de marca internacional. Además, el plan llama a las compañías chinas a invertir en el extranjero, haciéndose más familiares en culturas y mercados internacionales para fortalecer la inversión y control de riesgo (los expertos que redactaron el plan son muy sensibles a la alta proporción de inversiones en el extranjero que han fracasado). Made in China 2025 menciona la concentración en los países que conforman la Iniciativa del Cinturón y la Ruta, pero también es aplicable a otras regiones. Las medidas del gobierno y los incentivos de mercado serán utilizados para perseguir estos objetivos. De alguna manera, es una afrontación directa a la manufactura avanzada en Estados Unidos, Europa y el Este de Asia.

Caricatura Made in China 2025
Estados Unidos impuso tarifas en productos clave para tratar de frenar la implementación de Made in China 2025

Al mismo tiempo, las compañías multinacionales y otros países pueden beneficiarse de tres maneras. Primero, habrá una mayor inversión y atención a estas diez industrias, y las multinacionales pueden alienarse a estos sectores y a los objetivos generales de este plan para participar en la iniciativa. De cierta forma habrá una mayor competencia de compañías chinas y un empuje a comprar local, pero es uan garantía que las multinacionales proveerán componentes críticos, tecnología y gerencia de este plan para que funcione. En segundo lugar, si China realmente adopta la manufactura inteligente, será mucho más fácil para que las compañías chinas y multinacionales colaboren. Por último, si China actualiza de manera exitosa su capacidad de manufactura, significa que también habrá mejorado su gobernanza económica, incluyendo sus sistemas financiero y fiscal, habrá fortalecido su sistema de educación, y habrá aumentado el acceso a fuentes de información. Este es un gran beneficio para la economía global y las multinacionales.

¿Cómo se relaciona el tour de Li Keqiang a Latinoamércia con Made in China 2025?

Fortalecer las relaciones con Latinoamérica ha sido prioritario para el liderazgo chino. A inicios del 2014 Beijing anunció la creación del foro de la comunidad china de países Latinoamericanos y del Caribe (CELAC). Xi Jinping ha dado dos giras en la región, y Li Keqiang dio una gira de 9 días por Brasil, Colombia, Perú y Chile. Li firmó docenas de acuerdos para promover la cooperación económica con un valor de más de 100 mil millones de dólares. Aunque el premir Li no mencionó específicamente el plan Made in China 2025, enfatizó el nuevo enfoque de China en la manufactura avanzada y cómo beneficiaría a la economía latinoamericana, moviendo el enfoque de la relación comercial de los recursos naturales a la infrastructura básica, la industria y las tecnologías de información. Li enfatizó que la expansión de las inversiones chinas en todo, desde trenes de alta velocidad hasta telecomunicaciones ayudaría a Latinoamerica a mejorar su capacidad de manufactura y su estructura industrial.

Fuente