Naomi Wu, de 23 años, es conocida en el mundo de la tecnología como “SexyCyborg” en China. En semanas recientes se ha vuelto el blanco de misóginos del otro lado del mundo mientras lucha por mayor inclusión en su comunidad.

Entre los críticos de Naomi Wu se encuentra Dale Dougherty, CEO de Maker, una revista de Do It Yourself. Dougherty cuestionó la autenticidad de Wu en un tweet que fue eliminado más tarde.

“Cuestiono quién es ella en realidad. Naomi es un personaje, no una persona real. Es varias personas”, escribió Dougherty en el tweet.

Naomi Wu: Ícono femenino en tecnología

Naomi Wu, conocida como SexyCyborg

Wu es un ícono en el escenario tecnológico en China. Programadora, diseñadora y educadora, Wu ha inspirado a miles de personas en redes sociales. En Youtube ha reunido a más de 140 mil seguidores, con videos que suman 14 millones de vistas.

El acoso de Dougherty ocurrió durante semanas, lo que afectó las oportunidades de Wu. Una compañía incluso se retractó de un acuerdo de patrocinio.

“Una compañía de impresión 3D me iba a pagar para varias partes durante los siguientes meses utilizando su producto. Estoy tratando de recuperar [el patrocinio] pero todo mundo conoce a Dale aquí, y está en todos lados en Wechat”, comentó Wu a The Next Web.

Wu además detalló a NextShark sobre la disculpa de Dougherty, y el costo de su comentario.

“La disculpa insincera sólo vino después de que el daño ya estaba hecho y sus comentarios estaban en las redes sociales y la comunidad de creadores aquí en China. Él sabía que sería devastador para mi reputación y expectativas profesionales -incluso sabía que no tendría recursos legales. Esperó unos días más y me mandó un correo diciendo algo así como ‘No sé qué puedo hacer por ti’, como si no fuera razonable después de que ha destruido dos años de trabajo. No sé qué decir. En cuanto a mí, estoy viendo el destrozo y no sé qué hacer. Para los occidentales que no entienden la importancia de la reputación en China, esto parece algo poco importante -lo es todo aquí y no hay manera de arreglarlo.”

Dougherty no ha sido el único en criticar a Wu

Wu piensa que Dougherty nunca se habría atrevido a atacar a una mujer blanca de San Francisco. Está convencida de que la disputa se debe a los esfuerzos de Wu para que más mujeres sean incluidas -ha criticado en varias ocasiones la falta de mujeres en eventos de Make en China.

“Seguí llevando adelante mayor inclusión -no solo para mí, sino para la gente con menor representación. A ellos no les gusta ser empujados. Esta es su forma de vengarse.”

Dale no es el único que ha criticado a Naomi Wu. Varias personas en Silicon Valley están convencidas que no es real. Un blogger anónimo -Wu cree que es estadounidense – subió un artículo en el que “comprobaba” que Wu era una farsa. Desde entonces ha sido desmentido.

“El hombre blanco es puesto en un pedestal”

Naomi Wu, conocida como SexyCyborg

Wu también comentó sobre el sentimiento de titularidad que tienen los hombres occidentales al llegar a China. Wu comentó que ha sido testigo de cómo los extranjeros responden enfurecidos al ser rechazados por una local.

“Cualquier mujer que trabaja en tecnología termina poniendo mucho tiempo de esfuerzo al defender su trabajo. Debido a la forma en la que decido vestirme tengo que poner un poco más de esfuerzo que los demás. Siempre hay gente que duda de ti, personas que te ponen a prueba, tratando de meterte el pie. Siempre que escribo un artículo sobre un proyecto, tal vez la mitad de los comentadores hablan del proyecto, y el resto hablan de cómo no es posible que yo lo haya hecho, sin importar qué tan detallado lo haga.”

“En China, donde los profesionales blancos son puestos en un pedestal, que venga alguien como Dale y te señale -es un golpe devastador a tu reputación. Esa reputación lo es todo si tratas de formar una carrera en el área. Los patrocinadores no quieren a un farsante -y eso incluye a la gente de Patreon. Esa duda me acompañará mientras siga haciendo esto -ya está en todos los foros. Un ‘uy, lo siento’ no resuelve nada. No cuando él sabía perfectamente que yo era real y habló de antemano con personas que comprobaron que soy quien digo ser. No puedes destruir el trabajo y la carrera de una persona y simplemente encogerte de hombros, decir ‘lo siento’ e irte.”

La ciudad de Shenzhen, de donde proviene Naomi Wu ha adoptado la cultura cyber punk. Esto ha permitido que muchas mujeres se inclinen a la tecnología y el arte. Por ello, la decisión de hacer modificaciones sobre su cuerpo es perfectamente aceptable en la comunidad.