Cumbre de la OCS en Astana

La Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) es un cuerpo intergubernamental formado en el 2001. Su propósito es resolver disputas entre sus miembros. Desde entonces, la agenda se ha expandido para incluir iniciativas regionales en economía y seguridad. Para muchos expertos, la OCS es una respuesta a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Sus actuales miembros son China, Kazajistán, Kirgistán, Rusia, Tajikistán y Uzbekistán. El 9 de junio se admitieron a India y Pakistán como miembros en la cumbre de Astana. Esto expande la huella de la organización en economía y política, pero podría generar roces entre sus miembros.

Tras la unión de estos dos países a la OCS, el grupo representa más del 20% del Producto Interno Bruto global. Además, representa más del 40% de la población mundial.

Luego de que los presidentes de los estados miembros firmaran un documento se le otorgó la membresía a Pakistán e India. Además, se firmaron acuerdos en los que se promete unir esfuerzos para luchar contra el extremismo.

Primero se llevaron pláticas entre los miembros originales.  Luego se llevó a cabo una reunión con los dos nuevos países y estados observadores. Esto son Afganistán, Bielorrusia y Mongolia.

La OCS como foro de solución de conflictos

Países miembros de la OCS

Además de fortalecer los lazos comerciales y de inversión entre Asia Central y el Sur de Asia, la OCS podría fungir como plataforma para el diálogo. Se trata especialmente en el caso de India y Pakistán, que son aliados de China pero que tienen disputas territoriales en Cachemira.

Zachary Witlin, analista eurasiático, anunció: “Es una victoria simbólica que dos rivales se unan a la misma organización. Esto permite que Rusia y China -y ahora Kazajistán – puedan concentrarse en el rol positivo que juegan en la región.

Sin embargo, la unión de ambos países también podría traer un estancamiento en las negociaciones. La OCS, junto con la iniciativa del cinturón y la ruta marcan la pauta de la política exterior de China en Asia Central.

 

 

Rodrigo es Licenciado en Relaciones Internacionales por el ITESM, cuenta con Maestría en Negocios Internacionales por la Universidad de Suzhou. Se especializa en temas de Asia Oriental. Traductor e intérprete consecutivo de japonés, chino, inglés y español, cuenta con experiencia en la industria automotriz e inversión. Es fundador de Qualli, una empresa de traducción y consultoría comercial.