Ganador de un premio Nobel y preso de conciencia, Liu Xiaobo falleció el 13 de julio del 2017. Desde el 2009 servía una condena por “subversión contra el poder del estado”. Falleció tras las rejas.

Vida de Liu Xiaobo

Nacido en 1955 en Changchun, Jilin, por muchos fue considerado un héroe por sus constantes denuncias a los incidentes de la plaza de Tiananmen. Fue arrestado en el 2008 por su iniciativa de la Carta 08, un documento en el que audazmente se pedía democracia, estado de derecho y fin a la censura.

Sin embargo, la prisión no era nada nuevo para Liu Xiaobo. Cuando ocurrió el incidente de Tiananmen en 1989, Liu se encontraba estudiando en la Universidad de Columbia. Este incidente sería un punto de inflexión en la vida de Liu Xiaobo. En ese momento voló a Beijing para participar en las protestas. Ante un inminente uso de la fuerza por la policía, Liu y otros compañeros convencieron a los estudiantes que regresaran a las aulas. Durante el punto más álgido de las protestas, Liu sirvió como mediador con las fuerzas policiales para permitir que más estudiantes abandonaran la plaza a salvo.

Después de eso fue detenido, se le negó la licencia para dar clases, sus libros fueron censurados y fue etiquetado como “mano negra”, un agitador. En 1996 fue enviado a hacer labor de campo después de pedir un mejor trato para los prisioneros.

En el 2010 fue galardonado con el premio Nobel de la paz. Debido a su ausencia, la ceremonia se llevó a cabo con un asiento vacío. Durante su vida, Liu Xiaobo tuvo varias oportunidades de salir de China, pero se rehusó a salir del país. Para él, criticar al gobierno desde afuera haría perder su legitimidad y la contundencia de sus críticas.

Fallecimiento y reacción en China

A finales de junio el gobierno chino hizo público que padecía cáncer de hígado. Al momento del anuncio, Liu se encontraba en una etapa terminal. De acuerdo a declaraciones de Liu Xia, su esposa, se le negó cualquier tipo de tratamiento.

En el interior de China, la noticia de su fallecimiento fue censurada. Cualquier palabra clave relacionada con Liu Xiaobo fue bloqueada en los principales buscadores y redes sociales. Xinhua y CCTV sólo se limitaron a publicar que el “convicto por subversión al poder del estado” había fallecido.