La isla se queda diplomáticamente aislada…

Taiwán y El Salvador rompieron relaciones diplomáticas el día de hoy cuando el país centroamericano optó por establecer relaciones con Beijing. De esta forma, la isla se queda con cada vez menos aliados.

El quiebre en las relaciones significa que Taiwán es reconocido como una nación soberana por menos de 17 países, principalmente pequeños  y en desarrollo. En Beijing, el Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi anunció que su gobierno estableció relaciones con El Salvador.

La historia demostrará que establecer relaciones con China está completamente de acuerdo con los intereses fundamentales y a largo plazo de el país y la gente de El Salvador.

Wang Yi, en una nota publicada por Xinhua

Quedan sólo 17 países que apoyan a Taiwán

El ministro de El Salvador, Carlos Castañeda, de lado del ministro chino, Wang Yi
El ministro de El Salvador, Carlos Castañeda, de lado del ministro chino, Wang Yi

Taiwán se separó de China continental en medio de una guerra civil en 1949, y Beijing, que lo considera su territorio, ha emprendido desde entonces una campaña para aislar globalmente a la isla. La presidenta en turno Tsai Ing-wen ha estado bajo presión luego de que países como República Dominicana, Burkina Faso y Panamá rompieran relaciones anteriormente.

El ministro de asuntos exteriores taiwanés Joseph Wu condenó a lo que llamó una campaña para atraer aliados taiwaneses con promesas de vasto apoyo financiero e inversiones.

Taiwán está considerando cooperar con sus aliados en educación, agricultura o iniciativas en infraestructura, dijo Wu, pero se rehusa a competir con China a comprar apoyo diplomático.

Wu dijo que El Salvador había buscado en repetidas ocasiones grandes cantidades de financiamiento de Taiwán para un proyecto de un puerto. Sin embargo, el un grupo de ingenieros taiwaneses determinaron que el proyecto no era económicamente viable.

“Creemos que es un plan de desarrollo inadecuado que pone en riesgo a que ambos países caigan en una gran deuda,” dijo Wu, enfatizando que algunos países en desarrollo han estado preocupados sobre los riesgos de una deuda insostenible relacionada a inversiones chinas.

Wu dijo que el partido en turno de El Salvador también esperaba fondos taiwaneses para que lo apoyaran durante las elecciones, pero Taiwán se rehusó.

“Es irresponsable ofrecer apoyo financiero o competir con China en dinero, o simplemente proveer ilegalmente financiamiento político,” dijo Wu. “Mi gobierno se rehusa y no lo hará.”

Beijing se dispone a tomar control de la isla

Algunos analistas creen que el presidente Xi Jinping, uno de los líderes más poderosos en décadas, está determinado a lograr el control de la isla durante su mandato, lo que podría ponerlo en los libros de historia a la par de Mao.

La isla de 23 millones de residentes está a favor de mantener su estatus independiente, pero Xi ha advertido al portavoz taiwanés que el asunto de la reunificación no puede postergarse indefinidamente.

El presidente salvadoreño Salvador Sánchez Ceren dijo en televisión nacional que China y El Salvador discutirán formas de cooperación en comercio, inversiones e infraestructura para el desarrollo.

“Esto traerá grandes beneficios al país y proveerá de extraordinarias oportunidades a nivel personal a cada uno de ustedes,” dijo. Este movimiento ocurrió justo un día después de que el ministro de asuntos exteriores condenara que Estados Unidos invitó a la presidenta taiwanesa a Los Ángeles y Houston en una escala para visitar a Paraguay y Belize.

Fuente