Una de las primeras acciones que tomó Trump al asumir la presidencia de Estados Unidos fue hacer una llamada telefónica a Tsai Ing-wen.  Tsai es la actual presidenta de la República de China, con sede en Taiwán. Esto causó descontento del gobierno de China, ya que se considera una afrenta al acuerdo tácito que han llevado Estados Unidos y China desde la era de Nixon. Sólo hay una China. Pero, ¿son Taiwán y la República de China lo mismo? ¿Acaso el último es el nombre oficial solamente?

República popular de China

A continuación presento un mapa de lo que se considera la República Popular de China, conocido simplemente como “China”:

China

Si han visto a China en un mapa, esto será más o menos el territorio que verán. Las partes verde claro son territorios que la República Popular de China (RPC) reclama como suyos, aunque no tiene control. De acuedo al gobierno de la RPC, Taiwán pertenece a la provincia de Fujian.

Taiwán

Ahora veamos el territorio que comprende Taiwán:

Isla de Taiwán

En algunos mapamundi y globos terráqueos aparecerá Taiwán como un territorio separado de China. Es una isla ubicada al sureste de China continental. Hasta aquí, todo está bien.

República de China

Ahora veamos el territorio que reclama la República de China:

República de China

Si comparan la primera imagen y la última, podrán notar algo. El territorio de la República de China (RC) abarca el mismo territorio que la RPC y más. El territorio comprende Mongolia, una parte de Rusia, una porción de Tajikistán, Pakistán, India y Mianmar.

Un resumen de la historia moderna de China

Vamos a explicar la diferencia entre ambos por partes. Antes de que China existiera como una república, era un vasto territorio dominado por nobles y emperadores. Los europeos que llegaron a China aprovecharon la falta de unión de la clase noble y el descontento de la gente para apoderarse de territorios como Shanghai y Hong Kong y hacerlos concesiones europeas. Asimismo, Reino Unido obligó a China a comprar opio para equilibrar la balanza comercial negativa. Los intentos del emperador de expulsar a las fuerzas extranjeras fracasaron y empeoraron las sanciones para China. Este periodo se conoce como el siglo de la humillación.

Es entonces que varios grupos descontentos con la clase noble y con las fuerzas extranjeras deciden levantarse en armas. Una de las rebeliones más sangrientas fue la de los Taiping, que estuvo apunto de tomar la capital del imperio. Luego, durante los inicios del siglo XX surgen las dos figuras importantes de esta historia: Chiang Kai-shek y Mao Zedong.

Chiang Kai-Shek y Mao Zedong moldearon la historia moderna de China

El primero fue un militar y heredero político del Kuomintang (Partido Nacional), fundado por Sun Yat-sen. A pesar de las diferencias entre la RPC y la RC, ambas concuerdan en que Sun unificó a China. Sin embargo, Chiang fue visto por otros como un antinacionalista, debido a que después de alcanzar el poder hizo concesiones para apaciguar a las fuerzas europeas a cambio de estabilizar al país. Es entonces que la República de China se establece de 1912 a 1949.

Mao, un líder carismático, se inspiró en el modelo comunista de la Unión Soviética, reemplazando a la clase obrera por los campesinos de China. Aunque Chiang y Mao tenían diferencias ideológicas, pactaron una tregua para luchar contra las fuerzas japonesas que habían tomado Manchuria e invadido la provincia de Jiangsu hasta llegar a Nanjing. Sin embargo, el desgaste del ejército de Chiang fue aprovechado por Mao para expulsarlo junto con la amenaza japonesa. Es entonces que Chiang Kai-shek y los miembros del Kuomintang huyen en 1949 a Taiwán, llevando consigo reliquias y escritos y establecen su capital provicional en la isla, con la esperanza de regresar a la China continental algún día.

China, sólo hay una

Para la República de China, Taiwán es un territorio en el que operan durante su exilio, y pretenden algún día regresar y reclamar el territorio que ocupa actualmente la República Popular de China más otros territorios que concedió el régimen del Partido Comunista. Pero la RPC como para la RC coinciden en un punto: Sólo existe una China, y su división no es negociable; el punto en el que no coinciden es quién la gobierna.

Así como la República de China y Taiwán no son lo mismo, no todos los taiwaneses apoyan a la República de China. Antes de la llegada del Kuomintang ya había gente viviendo en la isla, y tenían su propia lengua, el hokkien. Sus habitantes habían visto pasar la soberanía de la isla de mano en mano: Anexados a Fujian por la dinastía Qing, cedidos a Españoles y Holandeses bajo el nombre de Formosa, anexado a Japón durante la Segunda Guerra Mundial, y devuelto a China al fin de esta con los Tratados de San Francisco. Para muchos, la llegada del Kuomintang es vista como una nueva intervención de fuerzas extranjeras a la isla.

Tsai Ing-wen, ¿un punto de quiebre en la relación?

Tsai Ing-wen

Hasta la fecha, las relaciones entre el Partido Comunista y el Kuomintang han sido más o menos cordiales. Si el partido comunista no interfiere en Taiwán, el Kuomintang no se sale del redil. Pero a diferencia de la RPC, la RC permite diferentes afiliaciones políticas. Actualmente la presidenta de la República de China es Tsai Ing-wen, del Partido Democrático Progresivo. El partido amenaza él frágil equilibrio entre ambos gobiernos, pues ha escuchado las voces de hartazgo de las minorías en Taiwán y amenaza con la separación del territorio.

Esto genera una situación indeseable para el gobierno de Beijing y el Kuomintang. Para los primeros, la separación de Taiwán implicaría el acercamiento a una potencia extranjera que la defienda de China (léase: Estados Unidos). Para el Kuomintang implica la renuncia a la posibilidad de algún día regresar a la China continental y recuperar los territorios perdidos. Habrá que observar con cuidado cómo se desarrolla la administración de la premier taiwanesa.