Usuarios de Alibaba serán evaluados para obtener crédito sésamo
Ilustración por Kevin Hong

¿Cómo reaccionarías si quisieras solicitar un préstamo y tu banco te pidiera revisar tu perfil de Facebook? En internet está circulando la noticia de que en China ya está sucediendo. Se trata del Crédito Sésamo, creado por la empresa de fintech más grande del mundo.

Conocido también como crédito social, este analiza datos de fuentes no tradicionales, como redes sociales, tiendas en línea, aplicaciones de pago, cuentas de teléfonos celulares, etcétera. Este tipo de puntuación tiene el objetivo de llenar un vacío para gente que quiere solicitar un crédito pero no tienen manera de probar que lo pueden pagar. Para medir si son candidatos a un crédito o no, la puntuación toma en cuenta un número de variables: Quiénes son tus amigos, qué compras, si pagas a tiempo o hasta cuánto tiempo pasas leyendo los términos de uso. Es como FICO, pero ha generado mayor preocupación entre las personas.

El miedo se propagó en las redes sociales cuando la serie distópica Black Mirror emitió un episodio similar en la que la gente es calificada constantemente con base en sus interacciones con otras personas. El episodio fue inmediatamente comparado con el Crédito Sésamo.

Cómo funciona el crédito sésamo

“Las fuentes de datos y un algoritmo que evalúa son los dos componentes claves en la puntuación; ambos van de mano en mano y necesitan ser altos para una evaluación crediticia precisa”, explica Sahil Chugani, egresado de Cheung Kong Business School y anterior empleado de la fintech de Goldman Sachs. Chugani actualmente explora cómo los prestadores, incluyendo Ant Financial de Alibaba utilizan la evaluación crediticia.

“Para algunas aplicaciones que están presentes en la vida diaria, como [la aplicación de pago de Alibaba] Alipay ya hay bases de datos disponibles: Cuánto pagas, de quién recibes dinero, hábitos de consumo como el promedio de gastos y la frecuencia; estas son algunas de las más obvias”, dijo Chugani. “Otras compañías se unen con bases de datos externas que también usan datos autorizados por los usuarios para verificar sus identificaciones. Otras bases de datos se encuentran públicamente disponibles”.

El sistema de crédito social no es nuevo. De hecho, Facebook alguna vez tuvo un plan similar. La compañía emitió una patente para determinar la habilidad de sus usuarios para devolver un préstamo basado en sus redes sociales. En un punto Facebook abandonó la idea, pero otras compañías como Baidu y ZestFinance de JD con sede en Estados Unidos han lanzado ofertas de servicios financieros basados en Big Data de redes sociales.

La realidad del Crédito Sésamo

puntuación del crédito sésamo

Capturas de pantalla de mi puntuación de crédito sésamo y de los puntos que me dan por utilizar Alipay para pagos y transferencias. Aún así, los extranjeros no son elegibles para un crédito bajo este sistema.

Algunos de los factores que utiliza el Crédito Sésamo para evaluar la viabilidad de un préstamo son:

1. Identificación real (15%)

Debes registrar tu nombre real, con identificación y número, como cualquier servicio crediticio.

2. Historial crediticio (35%)

Incluye historial de devolución de pagos de tarjeta de crédito (para verificar si hay pagos tardíos), historial de devolución de pago de micro-préstamos, historial de pago de servicios y multas.

3. Capacidad financiera (20%)

Incluye fondos en tu cuenta de ahorros, fondos en Alipay y bienes personales (autos, pagos, hipoteca/propiedad de un mueble inmobiliario, etc.), para asegurarse que puedes pagar el crédito solicitado.

4. Datos personales de tus redes sociales (5%)

Incluye datos como cuántas personas tienes en tu círculo de Wechat, la puntuación crediticia de tus amigos y tu nivel de actividad social (compartir imágenes en tu red social, repost y actividad en general. Esta parte constituye solamente un 5% de la evaluación total, y principalmente es para asegurarse que no se trata de una cuenta falsa.

5. Hábitos de consumo (25%)

Evalúa qué tan activo eres al comprar en internet (qué tan frecuente), tu nivel de gastos (cuánto estás dispuesto a pagar), y pagos mensuales (renta, hipoteca, cable, etc.).

Como se puede ver, muchos de estos factores son muy similares a la puntuación crediticia de Estados Unidos: Información personal, historial crediticio, situación financiera, etc. El crédito sésamo es eso: Una compañía decidiendo si eres capaz de pagar de vuelta el dinero que prestas.

Lo que distingue al Crédito Sésamo de los créditos estadounidenses es el componente social. Pero la información se reúne para determinar el comportamiento de consumo. No se trata de hacer a la gente obediente, es más bien Alibaba siendo un gigante de ventas en línea tratando de encontrar cómo mantener su base de usuarios, y de cómo hacer las cosas más fáciles para sus consumidores reuniendo información y ofrecer una experiencia de compra a la medida para cada preferencia individual.

Alibaba es una combinación de bancos, préstamos, compras en líneas y red social. Si hay algo de siniestro en ello, no es el gobierno intentando controlar a su población. O no más que el gobierno de Estados Unidos tratando de controlar a su población (PRISM).

Para dejarlo en claro, el gobierno chino sí castiga a sus disidentes, pero el crédito social no es una forma de castigo. Lejos de convertir a China en una distopía, el crédito social ha sido rechazado por algunos internautas. Varios usuarios de Alipay se quejaron que en una actualización inmediatamente eran registrados en el sistema de Crédito Sésamo por defecto, sin haberles consultado. El rechazo generalizado llevó a Jack Ma a disculparse. El movimiento fue “extremadamente estúpido”, admitió el presidente de Alibaba.