febrero 23, 2024

China lanzará una “luna artificial” para iluminar Chengdu

Luna artificial
Advertisements

Dentro de dos años, los residentes de Chengdu podrán ver dos lunas al alzar la mirada y ver el cielo nocturno.

En días recientes, el gobierno de Chengdu, Sichuan hizo público su plan ambicioso de lanzar una luna artificial para el 2020. La luna tiene el objetivo de reflejar los rayos solares para iluminar la ciudad en la noche. Se estima que puede reflejar la luz con una intensidad 8 veces mayor que la de la luna.

Advertisements

La noticia generó polémica en las redes sociales. Algunos internautas cuestionaron la realización del proyecto, mientras que otros expresaron su preocupación en materia de contaminación visual.

El poeta Su Shi, de la dinastía Song alguna vez escribió que “la luna es a veces oscura y a veces clara, a veces llena y a veces menguante”, debido a los cambios de fase y otros fenómenos naturales. Pero, ¿puede una luna artificial cambiar de fase?

La “luna artificial”

Advertisements

Medios oficiales del Ministerio de Ciencias de China anunciaron el 18 de octubre que una institución de investigación planea lanzar al cielo una “luna artificial” para iluminar la ciudad en el 2020. Después, en el 2022 se planea lanzar una segunda luna para tener iluminación las 24 horas.

El reporte dice de modo más preciso que la “luna artificial” se trata en realidad de un satélite que actuará como un enorme reflector. Tendrá un tamaño de 3,600 a 6,400 kilómetros cuadrados, y reflejará una luz 8 veces más intensa que la de la luna, eliminando la necesidad de alumbrado público.

Advertisements

El periódico de Chengdu “Huaxi Dushi Bao” mencionó que el proyecto es llevado acabo en conjunto por militares y civiles en el distrito de Tianfu, Chengdu. Sus fundadores provienen del Instituto de Investigación de Ciencias Aeroespaciales y Microelectrónicos de Chengdu. Fundada hace 17 años, la empresa es financiada por Sanjiang Aerospace Group, el Instituto de Tecnología Aeroespacial de Hubei, el General Design Institute y el Instituto de Control y Tecnología Energética. Sin embargo, aún no es claro si el proyecto tiene apoyo oficial.

¿Es la “luna artificial” viable?

Luna artificial sobre Chengdu

El plan para lanzar la “luna artificial” llamó la atención de varios internautas, algunos de los cuales pensaron que el proyecto es irrealizable. 

Advertisements

Pero para Matteo Ceriotti, profesor de la escuela de ingeniería de sistemas de aviación de la Universidad de Glasgow, el proyecto es posible. De acuerdo a Ceriotti, si se quiere que un satélite esté siempre en la misma ubicación encima de una ciudad, el reflector debe ser puesto en órbita a una distancia de 36 mil kilómetros de la superficie terrestre.

“A esta distancia, la inclinación del satélite debe ser muy precisa”, dice Ceriotti. “Si quieres que el área iluminada tenga un error menor a 10 kilómetros, un error de 1 céntimo de grado podría iluminar otras áreas.”

Sin embargo, la edición china de la “luna artificial” parece utilizar otros métodos. El reporte del ministerio de ciencias mencioan que se planean instalar tres “lunas artificiales” en una órbita baja a 500 kilómetros de la tierra, y se alternarían para iluminar la misma área.

¿Contaminación visual?

En Weibo, varios internautas expresaron su preocupación sobre las consecuencias de la contaminación visual. “¿Es broma? ¿Contaminación visual a gran escala en medio de la noche? Rayos tras rayos de luz hasta donde alcance la vista?” Otro internauta dijo que este tipo de tecnología podría utilizarse en casos de emergencia, pero no como algo cotidiano. “Si la gente no duerme a obscuras, podría afectar de muchos modos la salud”.

Para Mateo Ceriotti, si la luiz es fuerte y continua, podría alterar ciclos biológicos que dependen del trastorno del día y la noche. Y si no es lo suficientemente fuerte ¿entonces de qué sirve?

Antecedentes de la “luna artificial”

No es la primera vez que se contempla la creación de una luna artificial. En los noventas, el gobierno ruso llevó a cabo un experimento que tenía el nombre código “Znamya”. En 1993, científicos rusos lanzaron un satélite de 20 metros de diámetro que estaría a una altura de 200 a 420 kilómetros. Znamya 2 se quemó al entrar en óribta. En 1999, el gobierno ruso intentó un proyecto aún más ambicioso, creando una “luna artificial” capaz de reflejar de 5 a 10 veces la luz de la luna, pero fracasó.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0