Bullet Messaging es la app que ha sacudido el dominio de WeChat en China. En tan sólo 9 días desde su lanzamiento alcanzó los 4 millones de usuarios activos.

La app fue creada por Kuairu (快如), la startup apoyada por Smartisan. A medianoche del 20 de agosto fue lanzada y para el 30 de agosto ya había sido instalada en 4 millones de teléfonos.

“Treinta y seis colegas, con un promedio de edad de 27 años se conectaron por siete días, atrajeron inversiones de 54 instituciones y 150 millones de renminbi para financiamiento en tres días,” escribió Bullet Messaging (子弹短信) en un mensaje en la plataforma de Weibo.

La app superó a WeChat y a la popular app de livestream Douyin (Tik Tok fuera de China) para convertirse en la app social más descargada en la App Store de iOS en China. También recibió 150 millones de renminbi (US$22 millones) en fnodos después de su primera semana de operaciones, de acuerdo a comunicados del CEO de Smartisan Luo Yonghao.

¿Qué distingue a Bullet Messaging?

Luo Yonghao, CEO de Smartisan y vocero de Bullet Messaging
Luo Yonghao, CEO de Smartisan y vocero de Bullet Messaging

Bullet Messaging se promueve como “rápido como una bala” y “nacido para comunicación efectiva”. La aplicación con logo azul y blanco, a la imagen de Facebook Messenger parece haber resuelto una de las quejas más comunes con WeChat. El punto de venta principal de la aplicación es su función de voz a texto apoyada por la tecnología de la compañía iFlytek. Los usuarios de Wechat normalmente tienen que dar un paso adicional: Necesitan primero dar click en el botón de transcripción para ver el texto.

Los mensajes de voz también tiene una barra de progreso que permite a los usuarios adelantarse en lugar de tener que escuchar todo el mensaje de voz, un problema común en WeChat, donde los mensajes pueden durar hasta un minuto. Los usuarios también pueden enviar mensajes de voz sin tener que dar click a un botón. Bullet Messaging incluso tiene la función de recordarle al usuario quién es el otro contacto al mostrar el primer mensaje que intercambiaron.

Sobre por qué la aplicación ha sido tan popular, puede deberse a Luo Yonghao, vocero de Smartisan, quien ha creado una base de fans. Luo tiene 15 millones de seguidores en la plataforma de Weibo, y los fans de su marca fueron de los primeros en participar en las pruebas piloto de Bullet Messaging. En el 2016 la aplicación de reconocimiento de voz de iFlytek se volvió viral en las redes sociales y fue una de las aplicaciones gratuitas más descargadas después de que Luo demostrara cómo usarlo.

¿Competencia para WeChat?

La nueva aplicación está dirigida a un grupo específico de personas, en lugar de “retar a WeChat”, dijo Luo en un post de Weibo el 24 de agosto. “Estamos creando un producto nicho para las personas a las que les importa la eficiencia en comunicación.

Bullet Messaging también incluirá una función para hacer pagos a través de Alipay, el rival en pagos de Tencent WeChat Pay. La filial de Alibaba, Ant Financial dijo que “como una plataforma abierta, Alibaba le da la bienvenida a todos los potenciales negocios para incorporar soluciones de Alipay en sus productos y servicios.”

Bullet Messaging no ha estado excenta de críticas

La aplicación de mensajería ya está bajo escrutinio del público. Varios usuarios revelaron el lado oscuro de la aplicación que está llena de imágenes y videos racistas – contenido que WeChat no permitiría.

La app también fue criticada por su falta de estándares de seguridad, como autenticación de dos factores y cifrado de extremo a extremo, así como otras medidas de seguridad, ya que se pueden ver los números de teléfono de los contactos.

Mientras tanto, la cuenta oficial de Bullet Messaging emitió un comunicado en el que se comprometía a arreglar los problemas.

El equipo de Bullet Messaging se compromete a proveer a los usuarios de servicios de mensajería instantánea seguros, eficientes y convenientes, y le da gran importancia a la protección de la privacidad del usuario. Seremos más rigorosos al proteger la información del usuario. Gracias por su supervisión.