Beijing Bikini

Es una forma de mostrar el cuerpo que muchas veces atrae la mirada de visitantes: Hombres de mediana edad saliendo de un establecimiento con sus playeras subidas hasta revelar sus barrigas.

Es un fenómeno presente en todos los rincones de China durante el verano abrasador. Ahora, mientras muchas regiones del país están entrando a la época de calor, algunas ciudades están tratando de evitar que la gente se refresce de esta forma.

La gente en China describe a este tipo de gente que se levanta la playera para revelar su abdomen como bang ye, y se refiere a “tíos topless“.

Para los extranjeros, este estilo se ha llegado a popularizar como el Beijing Bikini, aunque no es exclusivo de la capital.

El alcalde de la provincia norteña de Jinan ha sido el más reciente en establecer reglamentos sobre el Beijing Bikini. La oficina municipal ha declarado que ir mostrando el abdomen en público será considerado como “comportamiento inmoral, y han motivado a que los residentes reporten a los que violen la ley. En Mayo, la megaciudad de Tianjin estableció una multa que va de 7 a 30 dólares para gente que se rehuse a vestir playeras después de recibir una advertencia de la policía.

Beijing Bikini

Las campañas contra los torsos expuestos son avivadas periódicamente, con frecuencia con anticipación a eventos importantes como las olimpiadas del 2008. Pero no parecen funcionar. Para gente que vive en los barrios viejos de Beijing, característicos por los callejones angostos conocidos como hutong, es cuestión de practicidad, pobreca o ambientalismo.

“Ayer estaba sin camisa, hacían más de 37 grados en Beijing. ¿Cómo más puedo lidiar con el calor?” dijo un residente retirado. Y no son sólo los hombres. En ocasiones extremas, también las mujeres lo hacen.

“En mis tiempos, cuando no teníamos acceso a aire acondicionado, incluso las abuelas iban sin camisa. Hacía mucho calor como para andar con camisa puesta”, dijo Zhang Ping, un residente de 56 años.

Zhang dice que este fenómeno es menos común entre los millennials chinos, especialmente en espacios públicos. “La mayoría de gente que se usa el Beijing Bikini están en sus cincuentas o sesentas. Lo hacen en los hutong o en sus patios. No entiendo cuál es el problema”, dijo Zhang.

Otros creen que las órdenes del ayuntamiento son una pérdida de tiempo. “Será un infierno si empiezan a poner multas a la gente que se levanta la playera,” dice Sun, otro residente que a veces anda sin camisa. “Deberíamos tener la libertad de levantarnos la camisa para lidiar con el calor si así lo queremos.”

Peng Liang, un local de Beijing que trabaja para la agencia de gobierno, está de acuerdo. “Las multas son un buen ejemplo de la burocracia. Los oficiales tienen que atender las verdaderas necesidades de la gente, no enfocarse en trivialidades como exponer sus panzas. El Beijing Bikini es una característica china. Ir sin camisa no debería ser un problema social.”

Además de subirse las playeras, en el verano algunos hombres se cortan el cabello razo y las mujeres se cortan el pelo.

Fuente